Buscar

Información al ciudadano y los cuidadores:

Ante una ola de calor

Las personas mayores, aparecen como uno de los grupos vulnerables, que deben cuidarse de forma especial cuando aparecen las altas temperaturas en las épocas veraniegas. Algunas recomendaciones para evitar problemas:

 

1. En el exterior:

  • Evite salir de casa durante las horas del medio día y primeras horas de la tarde.
  • Protéjase de la exposición directa del sol, utilice protección solar, sombreros, sombrillas.
  • Plantee las actividades diarias cuando las temperaturas no sean tan altas, evite esfuerzos físicos innecesarios. Para realizar el paseo diario, utiliza las horas frescas de la mañana o el atardecer.
  • Evite permanecer mucho tiempo en lugares cerrados o poco ventilados.

 

2. En el hogar:

  • Refrésquese cada vez que lo necesite Permanezca en espacios ventilados y/o acondicionados.
  • Utilice las habitaciones mas frescas, durante el día baje las persianas, toldos etc., evitando que el sol entre directamente. Los aparatos de aire acondicionado refrigeran el aire, manteniendo una temperatura y humedad constantes en un recinto aislado (hay que mantener cerradas puertas y ventanas).

 

3. En las comidas:

  • Evite comidas copiosas, tome preferentemente verduras y frutas.
  • Coma menos cantidad y mas veces al día.
  • Beba abundantes líquidos , sin esperar a tener sed, sobre todo agua y zumos de frutas, no es adecuado bebidas alcohólicas.
  • La temperatura de las bebidas debe ser fresca pero no excesivamente heladas.
  • Mantenga los alimentos siempre en el frigorífico y vigile las medidas higiénicas fundamentalmente en los productos perecederos.

 

4. A nivel personal:

  • Use ropa de tejidos naturales, ligera y holgada, de colores claros, sombrero y gafas de sol.
  • Utilice un calzado fresco, cómodo y que traspire.
  • Mantenga sus medicinas en un lugar fresco, el calor puede alterar su composición y su efecto.
  • No estacione nunca su coche con personas o animales en su interior y las ventanillas cerradas.
  • Si después de haber estado en el exterior con temperatura excesiva y siente dolor de cabeza malestar general.
  • Colóquese en una habitación fresca y a oscuras, tome abundante líquido y solicite que alguna persona le acompañe hasta que se recupere.
  • Si ha realizado alguna actividad inadecuada -estar al sol en horas extremas, esfuerzo en áreas calurosas- y como resultado de ello se siente mal, no dude en llamar a los servicios sanitarios

Ver consejos: