Conclusiones Congreso SEEGG 2016

Bajo el lema “Creciendo con el paso de los años” concluye el XXIII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Enfermería Geriátrica y Gerontológica con una intensa actividad y participación de todos los congresistas.

La Facultad de Medicina y Enfermería de Córdoba ha reunido a más de 300 profesionales de la salud que dedican su atención diaria a la formación y al cuidado del mayor.

Entre el conjunto de ponencias, mesas redondas, talleres y simposios paralelos que se han desarrollado durante estos dos días de encuentro caben destacar las siguientes conclusiones:

  1. No se puede vivir si no es en relación. Los ancianos son imprescindibles para el crecimiento, perfeccionamiento, ratificación, fortaleza, consuelo, etc. Pero también necesitan de otros para perfeccionarse o ratificarse en su propio ser. Debemos potenciar el trato humano, alejar la soledad y dar valor a la dignidad de la persona.
  2. Aunque se han obtenido logros importantes en la seguridad del paciente, todavía queda camino por recorrer. La SEEGG expresa su compromiso para mejorar la cultura de la seguridad y el desarrollo de prácticas seguras.
  3. La identificación de factores de riesgo y la instauración de buenas prácticas en el manejo de la medicación, así como la mejora del conocimiento de los fármacos de alto riesgo, pueden contribuir a mejorar los errores de medicación. La implementación de protocolos de conciliación en la transición de niveles asistenciales ha demostrado claramente su eficacia en la reducción de efectos adversos por fármacos.
  4. La prescripción enfermera, tanto en el rol autónomo como colaborativo, está avalada por un amplio reconocimiento y evidencia científica a nivel internacional. Es importante potenciar la capacidad de seleccionar e indicar técnicas, productos sanitarios y fármacos desde los criterios de buena práctica y juicio clínico enfermero.
  5. Se ha señalado la necesidad de disponer de recursos humanos, de formación, y de personas que lideren los cuidados de probada evidencia para la prevención de infecciones, especialmente las respiratorias y urinarias, destacando la importancia de la adherencia a la higiene de las manos.
  6. El aumento progresivo de personas con discapacidad que envejecen plantea un reto a los profesionales de la salud, que en general tienen un limitado conocimiento sobre el tema. La sensibilización frente a esta situación, así como el fomento de la promoción de la salud podrán mejorar la calidad de vida de estas personas.
  7. La depresión en los mayores es un problema importante de salud que puede pasar desapercibido. Su complicación más impactante es el suicidio. Instaurar medidas de prevención y la formación de los profesionales contribuirá a reducir dichas situaciones.
  8. La investigación en cuidados enfermeros gerontológicos ha avanzado en los últimos años, y a ello han contribuido de forma destacable los EIR de Enfermería Geriátrica. En la atención a mayores, la investigación puede ayudar a evidenciar los resultados de la intervención específica enfermera.
  9. En el cuidado a las personas mayores pueden presentarse conflictos éticos en la toma de decisiones. La protección al mayor debe basarse en el respeto a su dignidad, mediante el discernimiento responsable en el marco de los principios de la bioética y de la sabiduría práctica.
  10. En la atención gerontológica explorar la disposición individual hacia el proceso de envejecimiento así como la subjetividad sobre el mismo puede ayudar a identificar factores de riesgo o protectores a nivel psicológico.